El vermú más internacional cambia de traje y de complementos para adaptarse a los nuevos tiempos y a su exclusiva presencia en la Fórmula 1, la élite del motor. Una nueva botella y un flamante etiquetado para el inconfundible sabor de siempre.

POR DAVID GARCÍA

En Pessione empezó todo. Y como no podía ser de otra forma, esta localidad del Piamonte italiano ha sido la elegida por Martini para presentar la que será su nueva botella a partir de septiembre. La elección del lugar no es fruto del azar, porque Pessione es «donde todo comienza», en palabras de Paolo Perego, presidente regional para Europa de Bacardi. Porque fue aquí, a dos pasos de Turín, donde la compañía se fundó hace más de 150 años y donde aún se realiza la producción a escala mundial de este icónico vermú, que ahora en 2016 cambia de traje pero cuya receta y sabor permanecen inalterables desde su nacimiento, en 1865.

El nuevo packaging llega con muchas novedades, e incluso desde dentro de la compañía se considera el cambio como una auténtica revolución. El nuevo diseño tiene mucho que ver con el mundo del motor y la Fórmula 1, con la que Martini comparte valores como la innovación o la exclusividad. No en vano, la firma italiana aprovechó la presentación de la nueva botella para presentar también su equipo de Fórmula 1, el Williams Martini Racing, con sus pilotos Valtteri Bottas y Felipe Massa a la cabeza.

Para empezar, como muestra del vínculo natural de la marca con las carreras automovilísticas, la nueva botella está inspirada en la aerodinámica de un monoplaza. El cristal también incluye relieves laterales y frontales, en los que se aprecia la fecha de fundación de la compañía y la palabra Italia, como guiño al país que les vio nacer y que le da un estilo inconfundible. El objetivo es reflejar una nueva era con este cambio estético que no se queda solo en la forma de la botella, sino que también alcanza al etiquetado, que está dividido en dos una parte superior que por primera vez es circular y una parte inferior rectangular. En esta última, la compañía ha querido dejar patente de nuevo el vínculo con su equipo de Fórmula 1 e incluye por primera vez las tradicionales franjas rojas y de varios tipos de azul propias desde hace 20 años de los patrocinios deportivos de la firma, tanto en Fórmula 1 como en actividades naúticas. Esas franjas también han sido incluidas en el cuello de la botella. Estas etiquetas contienen detalles que se encontraban ya en las antiguas botellas de Martini del siglo XIX. Referencias con las que los diseñadores han querido hacer alusión al prestigioso legado de la marca en sus más de 150 años de vida.

En la nueva etiqueta también se puede leer L’Aperitivo, en clara alusión a la función que la compañía italiana busca la de fomentar el hábito de tomar esta bebida antes de las comidas. No se trata de algo casual, puesto que la inminente nueva campaña de comunicación y publicidad de Martini gira precisamente en torno al aperitivo. A partir de este mismo mes de abril, la marca lanza su nuevo eslogan, Play with time, con la que se quiere fomentar el aperitivo y pasar el tiempo con amigos sin importar hasta cuándo, sin prisa, ya que el tiempo pasado con amigos es tiempo bien invertido. Las campañas de publicidad de Martini han sido tradicionalmente muy reconocidas y con ellas se han marcado hitos que aún permanecen en la memoria colectiva como el célebre chico Martini por ejemplo. Así, la compañía trata de apartar la idea originaria de que se trataba de una bebida rápida para antes de las comidas, e inculcar en el imaginario que ahora puede ser una buena oportunidad de pasar tiempo con esos amigos con una copa, algo de comida y hasta buena música. Paolo Perego ha confirmado que la firma duplicará su inversión en publicidad con especial atención a la estrategia digital.

Las nuevas botellas de Martini llegarán al mercado en septiembre, toda vez que la compañía turinesa dé salida al stock que actualmente acumula en sus almacenes de Pessione, «donde todo comienza» y desde donde sigue haciendo historia en el mundo las bebidas siendo una de las las empresas italianas más internacionales.


Pessione fábrica, museo, academia…

PESSIONE, ITALY - MARCH 08: MARTINI kicks off the 2016 race season with Felipe Massa and Valteri Bottas. FW38 car revealed alongside rare MARTINI Racing car collection in advance of Melbourne. (Photo by Valerio Pennicino/Getty Images for Martini Williams)La sede de Martini en Pessione es, además de su fábrica, un museo del vermú en el que los visitantes pueden aprender a preparar cócteles y a servirlos gracias a los cursos que imparten los bartenders de la marca. En la imagen, uno de los profesionales de la ‘mixología’ de la casa Martini con piloto de Fórmula 1 del equipo Williams Martini Valtteri Bottas. A la vista está, el volante es más lo suyo.