«Cada persona es única». Esa es la filosofía que aplica Ermenegildo Zegna para vestir a sus clientes. Un proceso ‘a medida’ en el que pueden elegir desde los tejidos hasta personalizar los acabados.

POR VÍCTOR GODED

Hoy en día, tener la capacidad de poder hacer las cosas de acuerdo con los propios deseos y estilo de vida es sinónimo de lujo. Bajo esa premisa trabaja Ermenegildo Zegna desde que en 1972 impulsara Made to measure, un servicio de confección a medida basado en la calidad, la precisión y la eficiencia. Personalización y exclusividad para el cuidado del cliente.

El proceso se inicia justo desde el origen: el tejido. La materia prima se confecciona hábil y artesanalmente en Lanificio Zegna, fundada en 1910 en Trivero (Italia) y situada a 700 metros sobre el nivel del mar. Hasta este taller se importan valiosos lotes de lana provenientes desde lejanos rincones del mundo para mudarlas a telas bellas, finas y resistentes al desgaste. El resultado: más de 500 variedades de urdimbres y 250 algodones para seleccionar.

La fase más delicada es tomar las medidas exactas del caballero. El objetivo es conseguir que el protagonista de esta historia se vea reflejado en su vestimenta, por lo que se diseña específicamente para sus necesidades individuales. Los cálculos son tomados por un equipo con formación específica en la Acadamia Zegna Su Misura. Las pruebas se llevan a cabo en la tienda, en casa o en la oficina.

La fase más delicada es tomar medidas al cliente

La información recogida se codifica y es transmitida a un sistema central, donde los datos acaban transformándose en el primer borrador. El ordenador optimiza las opciones de corte, en una fase que los sastres llevan a cabo con la máxima minuciosidad. Las manos de especialistas tapizan y cosen la tela, otorgándole una identidad propia.

La esencia reside en la dedicación durante la elaboración. Un traje consta de más de 100 piezas (el revestimiento representa a 12 de ellas) y cada ojal supone horas de meticulosa costura.Todas las prendas se someten a múltiples inspecciones y cada detalle se elige con esmero. El toque final se hace a mano, puntada a puntada.

Casual a medida 6Los clientes pueden mezclar y componer piezas para conformar un look personal. Cualquier artículo se puede particularizar: chaquetas, pantalones, abrigos, camisas, corbatas, zapatos o cinturones. La combinación de corte, tela, modelo y acabados permite a la firma crear virtualmente decenas de miles de productos con la peculiaridad de un ajuste subjetivo en una colección sin precedentes.

En cinco semanas el atavío está listo para su entrega en cualquier boutique Zegna del mundo. En el propio lugar se somete a una inspección final y se llevan a cabo los cambios oportunos (por ejemplo, el bajo de los pantalones o en las mangas).

Este enfoque a la artesanía industrial es lo que distingue a Zegna. Mediante la gestión de toda la producción garantiza al mismo tiempo un nivel de calidad y singularidad. Este control absoluto desde el comienzo hasta el último paso de todo el proceso avala el pedigrí y la consistencia del Made to measure de Zegna, donde cada cliente construye su propia historia. Porque Zegna es la única empresa de ropa masculina de moda del mundo que está totalmente integrada verticalmente y en la que cada paso es una experiencia que se lleva a cabo con elegante discreción.


 

No solo trajes. 

El proyecto de sastrería de Zegna no es solo para trajes. Esta temporada ha incorporado ropa ‘casual’ a su oferta.

Casual a medida 5


 

Lana de calidad.

Los hilos empleados, de 17 y 13 micras, son más finos que el propio cabello humano.

Casual a medida


 

 

Personalidad.

Los modelos básicos de camisas se pueden personalizar eligiendo puños sencillos o dobles.

Casual a medida 2


 

Artesanal.

El acabado se realiza puntada a puntada, incluida la costura de la etiqueta con el nombre del cliente.

Casual a medida 1


 

‘Mixing’. 

Para esta temporada han creado el Broken Suit: pantalón y chaqueta combinados con diferentes modelos.

Casual a medida 4


 

Variedad.

Para trajes, chaquetas y abrigos los clientes pueden elegir entre centenares de patrones y colores.